Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

¿Por qué?

Es tan sencillo... Una mesa, un plato, una comida y, lo más importante, buena compañía. ¿Por qué buscar fuera cuando todo está dentro? ¿Por qué acoplar sillas que solo llevan silencio? ¿Por qué te fuiste, cariño, cuando te llevaba tan dentro? Es tan sencillo buscar palabras en el olvido que me cuesta encontrar un amigo.... Leer más →

Entrada destacada

Dejé de ser

Dejé de ser para que todo fuera adecuado. Adecúe mi forma de vestir para entrar en el retrato. Dirigí mi sonrisa, la posicioné en el cuadro y me di cuenta de que estaba rodeada de escenarios llenos de caras. Me sumergí en los vértices del cuadro y empecé a sentir los latidos cansados de mis... Leer más →

Desdichado el Tiempo

Cuando pasen los años y me tomes la mano, y si la caprichosa vida quiere, me acompañas en lo andado. Cuando los años se hagan viejos y secuestremos los recuerdos dormidos, desdichado el tiempo nos pedirá una tregua como gato con maullido. Cuando pasen los años, amado mío, colúmpiate en el verso de mi boca... Leer más →

Te Alejaste

Te alejaste como hoja que sopla el viento y no es de nadie. Te marchaste dejando un vacío hueco que ensordecía mi cuerpo. Acostumbraba el pájaro a volar su vuelo como mi pesar caminaba en mí, sin alas. Castigo de dioses, infringiendo leyes de vuelo. Sentencia de esclavas, rufianes por credo. Veredicto: disuadir el movi-viento.... Leer más →

Suelo Grande

Cuando mis huesos callen la voz de mi alma estaré en tierra de nadie. En patria chica, en suelo grande. Cuando me deshaga  de lo que tenga,  no tendré a nadie. Ni abono que nutrir mi tierra ni agua que regar mi calle. En patria chica, en suelo grande. Fátima Tovar

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑